« back to Noticias

LEARNING FOR LIFE - ENTREVISTA A GREGORIO BORLAF

Explícanos brevemente el contenido formativo técnico del proyecto.

Capacitar y preparar a los alumnos, aplicando operaciones técnicas y normas básicas de manipulación, preparación y conservación de alimentos y bebidas. Estos conocimientos prácticos que impartimos abarcan disciplinas tan variadas como la preparación de cafés, bebidas y combinados, el tiraje y servicio de cerveza, el diseño de la carta de un restaurante, la cata de vinos o el corte de jamón además de distintos tipos de servicio al cliente.

¿Qué salidas laborales tiene este perfil formativo?

Todas. Siguiendo las directrices marcadas por el proyecto formativo y trabajando cada perfil de manera personal e individualizada.

¿Qué metodología utilizas a la hora de impartir clases?

Las sesiones se imparten de un modo teórico y altamente práctico. Las clases impulsan el aprendizaje significativo de los alumnos de una forma transversal, afianzando en ellos la autoestima y haciendo hincapié en la motivación.

¿Qué competencias demandan las empresas donde realizan las prácticas? ¿Qué dificultades ves en los alumnos?

Las empresas valoran el interés, la responsabilidad, la vocación por la profesión, la estética, el respeto, el afán de superación y la actitud.

La mayor dificultad es que no estén seguros de ellos mismos, en llevar a cabo sus funciones en el puesto de trabajo, aunque salen perfectamente preparados en el entorno educativo.

¿Qué es lo que más valora el cliente? ¿Cómo de preparados salen los alumnos?

La formación recibida y la actitud del alumno al enfrentarse profesionalmente a su labor, así como la atención al cliente.

Los alumnos están suficientemente preparados para su inserción en el mercado laboral. Una vez situados en su puesto de trabajo, transcurre un periodo aproximado de 7 días hasta que pierden el miedo escénico y se adaptan a la nueva situación.

¿Qué te aportan los alumnos a ti en la formación?

Las clases suponen un feedback entre alumnos y profesor que nos hace que cada día trabajemos confiando en cumplir nuestros objetivos a corto y medio plazo. Sus muestras de agradecimiento al terminar el curso hacen que comience el siguiente periodo lectivo con fuerzas renovadas.