« volver a Noticias

Marcos y Harold comparten las habilidades adquiridas en L4L

Cuando se trata de proporcionar el mejor servicio al cliente, la mayoría de las ocasiones son las personas quienes marcan la diferencia. Durante los cursos de Learning for Life, los estudiantes trabajan las habilidades de atención al cliente orientadas al mundo de la hostelería para dar lo mejor de sí mismos.

Marcos Moreno y Harold Feliz son nuestros protagonistas tras su paso por el curso de hostelería y bartender. Ambos destacaron en el curso de hostelería, siendo elegidos alumnos del mes por su dedicación, compañerismo y buena disposición.

Como no podía ser de otra manera, tras su paso por la Cámara de Comercio y gracias a la Fundación Tomillo, Harold y Marcos han obtenido unos conocimientos que les han permitido realizar sus prácticas en el Hotel Wellington y en el restaurante Coque Madrid. Harold y Marcos han adquirido ciertas habilidades en relación a la atención al cliente que han querido compartir.

Marcos recalca que existen muchas habilidades que un camarero debe tener para dar un buen servicio al cliente, priorizando las siguientes:

“La organización es la primera etapa para dar un buen servicio al cliente”, es primordial nos comenta Marcos. “Desde que llegas al puesto de trabajo y hasta que se termina el servicio es indispensable que exista una organización de las tareas, establecer un orden de prioridades para que el cliente se sienta especial”.

Y en esa tarea de hacer sentir especial al cliente, adecuarnos a sus necesidades estaría entre las habilidades que Marcos considera necesaria. “La finalidad es que el cliente te dé las gracias, sonría y te diga, volveré, eso es lo más importante”.

Por último y no menos significativo, hace referencia a la elegancia. “No hay que hacer las cosas con desgana, hay que estar motivado y no ser tosco, atenderles de la misma manera que a ti te gustaría, para que vuelvan a venir”.

Por otra parte, Harold, al igual que su compañero hace hincapié en preocuparse por las necesidades del cliente y adelantarte a ellas. Además, añade: “el equipo de trabajo es fundamental, sentirte cómodo con tus compañeros y que todos trabajen para conseguir los mismos objetivos”. De igual manera, Harold le da importancia a la buena actitud que hay que tener para hacer las cosas bien en el mundo de la hostería.

¿Y tú? ¿Qué habilidades consideras imprescindibles para una buena atención al cliente?