Hemos actualizado nuestro Aviso de privacidad y cookies para mantenerte informado sobre cómo podremos procesar tus datos personales. Infórmate aquí o contáctanos para obtener más información.

« volver a Gestión de equipo

Roles dentro de los equipos de trabajo

Las nuevas formas de trabajar significan que los roles establecidos en los equipos de cualquier bar han tenido que cambiar y adaptarse para cumplir con las normativas, que están en constante evolución. Hyacinthe Lescoët, cofundador de The Cambridge Public House, París, comparte su enfoque para crear una estructura de equipo flexible y eficaz.

Desde que tuve la posibilidad de reabrir Cambridge Public House, lo primero de lo que me di cuenta es de que muchas cosas han cambiado. Tuvimos que adaptarnos muy rápido a esta nueva normalidad, implementar las medidas de seguridad necesarias y poner al día a nuestro personal sobre las nuevas formas de trabajar. Actualmente, tenemos la suerte de operar de manera segura y nos complace poder compartir los conocimientos que recopilamos a lo largo del camino.

ROLES DE LA NUEVA NORMALIDAD

Muchos de los roles requeridos para el nuevo panorama en hostelería ya existen. Simplemente han tenido que expandirse para asumir responsabilidades adicionales que aseguren cumplir con los protocolos de higiene y seguridad. Son tres los roles que se implementan cada vez más y resultan claves, particularmente en los locales más grandes.

1. Anfitrión: esta función siempre ha sido importante, pero a la luz de la situación actual conlleva responsabilidades adicionales para garantizar que tu local se adhiera a las nuevas medidas de higiene y seguridad. Es probable que los locales que no hayan tenido un anfitrión antes, lo reconsideren ahora.

2. Camareros: el servicio se mesa se está volviendo cada vez más popular.

3. Limpiadores: asignar a uno o dos miembros del equipo la función y la responsabilidad de limpiar durante su turno te permite cumplir con los estándares de limpieza más exigentes.

ASIGNAR FUNCIONES Y RESPONSABILIDADES CLARAS

Dependiendo del tamaño de tu local, las pautas y la organización previa al confinamiento dentro de tu equipo, debes hacerte una sencilla pregunta: ¿debo asignar roles específicos a los miembros de mi equipo o todos deben estar capacitados y llevar a cabo todas las tareas necesarias?

Nos gusta asegurarnos de que todo nuestro personal esté capacitado en todos los roles. De esa manera, si es necesario, podemos asignar fácilmente a alguien a otra área del bar con la seguridad de que pueden hacer un trabajo excelente y mantener los estándares requeridos. Desde la reapertura, nosotros continuamos operando en este sistema. Descubrimos que esto requiere una gran organización y un estricto cumplimiento de los procedimientos para garantizar que ninguna de las partes del sistema de trabajo se olvide en ningún momento.

Antes de cada turno, establecemos exactamente quién y cuándo cubrirá ciertas áreas, mientras recordamos a todos los miembros del equipo la importancia de comprobar las tareas que cada uno debe realizar. Siempre hay un gerente presente que se encarga de supervisar el flujo de las operaciones, para garantizar que se cumplan los estándares requeridos y que el personal tenga el apoyo que necesita para hacer su trabajo.

Los locales más grandes con los que hemos hablado están asignando, de forma comprensiva, roles y deberes específicos al equipo para administrar de cerca las operaciones. Los roles se asignan en función de quién ya es un miembro fuerte en esa área y luego se le capacita en los deberes adicionales necesarios para esta función.

Luego, las rotaciones y los turnos se comunican impresos físicamente en las salas de personal o en la oficina administrativa, así como de manera más informal en los chats de WhatsApp con el equipo. Ejemplos de algunas de las responsabilidades adicionales incluyen:

• Es probable que el anfitrión se encargue de solicitar información de rastreo y / o realice controles de temperatura. También pueden sentar a los clientes de forma que cumpla con el distanciamiento social requerido.

• Los camareros, asegurarán el correcto flujo de los clientes por el local, evitando dejarlos que se muevan sin seguir las medidas solicitadas por el equipo para asegurar el cumplimiento de las mismas. Probablemente manejarán pagos sin contacto y recomendarán bebidas.

• Los limpiadores estarán en funcionamiento durante las horas de servicio, revisando continuamente las áreas de desinfección del local por determinados espacios de tiempo. También es posible que deban supervisar la cantidad de clientes en los baños y asegurarse de que siempre estén equipados con las existencias necesarias para su uso.

Cualquiera que sea el mejor enfoque para tu local, la comunicación y la capacitación claras son esenciales para que el personal haga su trabajo de manera competente y segura.

CUIDANDO A NUESTROS EQUIPOS

Asegurarse de que todo el equipo esté atendido y se sienta seguro en el entorno de trabajo es importante en este rubro, ahora más que nunca. Debemos mantenernos cerca de nuestro personal, sentándonos con ellos regularmente y simplemente conversando con ellos. No es nada oficial y es una gran oportunidad para conversar sobre cualquier problema.

Quizás, lo más importante que tuvimos que hacer antes de la reapertura fue volver a capacitar a nuestro equipo para asegurarnos de que todos los miembros del personal estuvieran en la misma página para brindar un servicio de clase mundial y mantener a todos lo más seguros posible.

Esta capacitación fue muy precisa y tuvo que diseñarse desde cero para cada rol en nuestro lugar de trabajo. El entrenamiento cubrió aspectos como:

• Servicio al cliente: cómo saludar a los invitados y asegurarse de que respeten los nuevos procedimientos de salud y seguridad (usar la máscara, lavarse las manos, pagar sin contacto)

• Gestión de personas y de situaciones: cómo reaccionar y tratar con clientes intransigentes

• Higiene: cómo limpiar correcta y completamente el equipo y el mobiliario, etc.

Lo que hemos descubierto es que no existe una regla de oro más que adaptarse a tu situación específica. La clave es estar alerta a las nuevas directivas y seguir lo que creas que es mejor para tu equipo.

El arte de la gestión encuentra la belleza en la adaptación y la atención: tu personal y tus clientes lo necesitarán más que nunca. Debes estar ahí para ellos.


TIPS CLAVE