Hemos actualizado nuestro Aviso de privacidad y cookies para mantenerte informado sobre cómo podremos procesar tus datos personales. Infórmate aquí o contáctanos para obtener más información.
Mejore su conocimiento sobre el whisky como BULLEIT El embajador global de la marca Tim Etherington-Judge descubre más sobre la historia del whisky Americano. En mi última entrega traté de exprimir la historia completa del whisky americano en un artículo. Puede adivinar lo que pasó, no me fue posible. Así que volví al tablero, con un vaso de bourbon en mi mano, y desde entonces lo dividí en dos artículos cortos. Mi primera pieza lo llevo a usted desde el principio hasta el grano que era usado en la producción del amado espíritu. Ahora es tiempo de ahondar lo que ayudó y dificultó el crecimiento de la industria, conocido como "la era dorada". Así que porque no se me une y se prepara un clásico Margarita antes de sentarse por un poco más de historia sobre el whisky americano.
Negocio en auge La revolución industrial fue un tiempo de cambio en la industria global de la destilería, particularmente en América. Al comienzo del siglo 19 era una industria de cabaña dirigida por granjeros, clérigos y ambiciosos empresarios. Al comienzo del siglo 20 era una expansión creciente rápidamente de marcas internacionales reconocidas. En 1830, América fue tomada por la gran expansión del ferrocarril y para 1860 el país estaba siendo surcado por locomotoras cargando bienes. Sentado en los bancos del rio Ohio y siendo el punto central de la nueva red de rieles, Louisville estaba perfectamente situada para capitalizar y después, el famoso whisky de Kentucky era fácilmente accesible al rededor del mundo. Los negocios estaban en auge y todos querían una parte del pastel de los destiladores. Sería un ataque de tres frentes de competencia de una industria cada vez más activa, regulaciones e impuestos del estad, y una reacción para el consumo excesivo tuvo el más grande impacto en la categoría y definiría el whisky Americano como el producto que conocemos y amamos hoy en día. Como resultado de la revolución industrial, la reputación del whisky de Kentucky era conocía a lo largo del país y pronto prósperos negocios crecieron creando copias batarás. Rectificadores eran unos comerciantes que compraban whisky al mayor, usualmente sin añejar, y luego lo "rectificaban" con sabor antes artificiales y colorantes. Los ingredientes en el proceso de rectificación incluían azúcar mórea, jugo de ciruela pasa para el sabor hasta té y creosonta para el color. El resultado era un whisky de baja calidad que era barato, fácil de producir y más importante, podía producirse en cuestión de horas. En 1890, los rectificadores, quienes podían mejorar un whisky de 10 años de añejado en un simple día, controlaban el mercado. Los destiladores pelearon con cabildeo gubernamental y en 1897 la ley de botellas garantizadas fue aprobada. El whisky garantizado tenia que ser añejado por lo menos por cuatro años, embotellado a prueba 100 (50% ABV), ser el producto de una destilería en la temporada, y sólo podía tener añadidura de agua pura. fue el comienzo de las regulaciones que definen el whisky Americano hoy en día.
Prohibición El comienzo del siglo 20 fue definido por un creciente movimiento en contra del alcohol, conocido como el Movimiento Templanza quien tuvo éxito produciendo la sequia del país por 13 años (¿puede imaginarse todo ese tiempo sin bourbon?). En Enero 16 de 1919, la enmienda dieciocho de la constitución fue ratificada, prohibición de venta, producción, transportación, importación u exportación de licor intoxicante con propósitos de brebajes al interior de los Estados Unidos y sus territorios. La ley de prohibición nacional, comúnmente conocida como la ley Volstead, fue aprobada para hacer cumplir la enmienda. La prohibición fue un gran experimento social que falló. Los bartenders volaron hacia Europa o Cuba, o se quedaron y arriesgaron a ser arrestados. Todas las destilerías cerraron. El submundo del crimen explotó, dando a luz a gánsteres infames como Al Capone y Nucky Thompson. Un par de destilerías lograron mantenerse abiertas, con licencias par vender whisky con propósitos medicinales únicamente. Pero a medida que los inventarios disminuyen, los destiladores se vieron obligados a vender whisky más viejo y por el final de la prohibición se podía encontrar whisky bourbon puro 18 años disponible con receta médica. Los Mundos en Guerra La prohibición finalizó oficialmente en 1933 pero dejó la industria del whisky hecha pedazos. Las destilerías estaban en la ruina, algunos eran demasiado viejos para comenzar en el negocio de nuevo y los sabores habían cambiado hacia espíritus más suaves como gin o whisky canadiense. Cuando la industria del whisky se comenzaba a recuperar, el ataque japonés a Pearl Harbour sucedió y los Estados Unidos se involucraron en la segunda guerra mundial. La producción de guerra se tomó las destilerías para producir alcohol de fuerza industrial para ser usado en la producción de pólvora, plásticos, suministros médicos y ruedas de caucho entre otras cosas. Aún existía un mercado para el whisky, y los destiladores continuaron vendiendo los inventarios restantes.
La era dorada En 1950 fue la era dorada para el whisky Americano. No había restricciones para los suministros, no había guerras y una economía pos guerra con una insaciable sed por consumir bienes. Un cambio en las leyes de impuestos le permitió a los destiladores poner en el mercado whiskys más viejos, una serie de nuevas marcas se pusieron en marcha y Bourbon se hizo cada vez más internacional, con algunas marcas disponibles en más de 110 países. Se alcanzó un pico en 1964, cuando el Congreso EE.UU. reconoció Bourbon como un "producto distintivo de los Estados Unidos ', de la misma manera que el whisky, coñac y tequila sólo pueden producirse en partes específicas del mundo. Los mundos en guerra De nuevo, una vez más, la guerra tuvo un impacto profundo sobre la industria del whisky y la guerra de Vietnam, vio una población joven rebelarse contra sus padres, inclusive sus gustos en espíritus. Vodka, tequila y cerveza se convirtieron en la elección de la generación y los cocteles se volvieron nada más que bebidas dulces y frutales. Mientras que el mercado de malta simple emergía en Escocia en 1980, los destiladores americanos resurgieron con nueva fe. El lanzamiento de Blanton en 1984 mostro un nuevo deseo de innovación, Tom BULLEIT fundó la compañía de destilación BULLEIT en 1987.
El mundo actual El whisky americano esta disfrutando de otra era dorada. Abunda la innovación, la demanda es mayor que el suministro, la calidad nunca ha sido mejor, nuevos destilerías se están construyendo a un ritmo rápido (incluyendo la nueva destilería Bulleit en Shelbyville, Kentuchku), viejas destilerías, como la legendaria Stitzel-Wller, están siendo desempolvadas y reformadas, y los bartenders y bebedores han redescubierto su amor por bourbon y whisky de centeno y los cocteles clásicos. En un buen tiempo para ser parte del whisky americano. Para estar al día con las anteriores entregas de Tim click abajo: Whisky americano Parte 1 Whisky americano Parte 2 Tim Etherington-Judge embajador global de la marca BULLEIT Bourbon. Siga sus aventuras en Twitter e Instagram: @gingerbitters