Hemos actualizado nuestro Aviso de privacidad y cookies para mantenerte informado sobre cómo podremos procesar tus datos personales. Infórmate aquí o contáctanos para obtener más información.
Reconocido autor mundial y mixologísta Gary Regan ofrece tres de sus mejores consejos de bartender. No se pasan cincuenta años en el negocio de los bares sin descubrir un par de consejos en el camino, y me gusta pensar que he aprendido mucho sobre el arte de ser bartender sucesivamente mientras he estado detrás de la barra. También he aprendido valiosos consejos al salir y estar del otro lado de la barra, y no ha sido siempre el caso que he aprendido de mis maestros, o personas con más experiencia que yo. Muy a menúdo he recogido joyas de 24 quilates de personas que han adornado la tierra durante una década o tres menos que he estado yo. Escribir sobre las lecciones que he aprendido a lo largo de los años me ayuda a mantenerlas frescas en mi mente, y espero que usted pueda encontrar algunas de ellas como ayuda en su carrera de la misma manera que lo han hecho conmigo a lo largo de los años. Miremos algunas de las perlas de sabiduría que me han sido pasadas por mis hermanos y hermanas bartenders. Aquí, entonces, hay tres de mis mejores piezas de consejo que lo invito a considerar incorporar en su vida laboral. 1. Manténgase de pie Una de mis primeras lecciones la obtuve en mi primer trabajo en la ciudad de Nueva York donde constantemente patrullaba cada milímetro del bar, y usualmente hacíamos esto caminando de arriba abajo para asegurarnos que todo estaba en perfecta disposición. La accesibilidad es fundamental en las ventas y en la construcción de relaciones con sus clientes. Mi consejo - pruebe esto y patrulle su bar constantemente haciéndose accesible a los clientes. Cuando usted hace esto le está dando la oportunidad a cada uno de sus clientes para que le hable, le pregunten si pueden ver la carta de cocteles, y esperar un buen servicio. Cuando usted comienza un nuevo trabajo, es una buena idea limpiar cada botella detrás de la barra, así antes de que sea tarde, usted no perderá tiempo buscando una malta simple oscura o la cereza que esta difícilmente ordenada, usted sabrá exactamente donde está todo. También comience a desarrollar una memoria fotográfica. Donde usted pueda, es bueno identificar los clientes habituales - recordar cuando vienen y que les gusta beber para comenzar.
2. Encuentre un mentor No me importa cuanto lleva trabajando detrás de la barra, usted necesita un mentor. Quizá necesita dos o tres. Así que mire a la gente a su alrededor, en su pueblo o ciudad, y tómese un poco de tiempo para decidir a quien admira más, y piense acercárseles para que lo mentoreen. Esto puede significar que se conviertan en personas de las cuales usted confía en su juicio en ciertos temas, gente a la que se puede acercar cuando está buscando respuestas para todo tipo de preguntas que usted usualmente tiene detrás de la barra como lo son, como lidiar con el gerente que lo ayudo durante media hora cuando usted estaba ocupado y ahora espera la mitad de sus propinas, o que debería hacer cuando esta realmente ocupado y un cliente insiste en tener una conversación. Uno de sus mentores puede ser la mujer que prepare el mejor Mai Tai en sus alrededores, y prepara Bloody Marys que hacen que la gente viaje kilómetros por un sorbo, y la mejor forma de que alguien así lo ayude es permitiéndose sentarse en su bar y observarlos, entonces pueden estar disponibles con una pregunta que puede haber surgido a medida que usted observaba sus habilidades. Generalmente encontrará que los buenos bartenders tienten a ser muy generosos cuando se trata de dispersar sabiduría. 3. Haga que sea fácil trabajar con usted Nadie ama a Prima Donna,y más importante, pocas personas le darían un trabajo a Prima Donna, así que incluso si usted está en la cima de su carrera - si sus compañeros lo alaban constantemente por sus habilidades de bartender, e incluso si la televisión local lo visita con regularidad para saber su opinión sobre tendencias de bebida actuales y nuevos embotellados de cada nuevo espíritu bajo el sol - lo que sea que haga, no deje que se le suba a la cabeza. Usted es un bartender, y eso es algo de lo cual estar orgulloso, y los mejores bartenders tienden a ser el hombre o la mujer con los que todos quieren trabajar. Si, por un instante, el gerente lo llama a su casa para preguntarle si puede reemplazar a uno de sus compañeros bartenders esta noche, no pare a pensar en el costo, si usted puede, hágalo. Si usted está en el bar en su día libre, cuando una gran entrega llegan sea el bartender que no se queda mirando simplemente, salte y ayude a recibir el cargamento. Y si su ayudante de bartender está ocupado rellenando el estante con vasos y usted necesita hielo, simplemente vaya y saque el hielo. ¿Cuál es el gran problema? Usted se dará cuenta que este tipo de actitudes pagan muy bien en el jugo largo, y aunque es verdad que algunos se aprovecharán de su buena naturaleza, la gran mayoría de las personas en el negocio se darán cuenta de cuan importante es usted para el bar, o el restaurante o donde sea que trabaje, y le prometo que será premiado en formas que jamás se imaginaba. Espero que mis consejos sean útiles par a usted a medida que camina por el camino del bartender, y le prometo traer un par de nuevas cosas que he aprendido a lo largo de los años la próxima vez, mientras tanto, sean buenos para ustedes, y cuando se pueda, sean un buen servicio para sus clientes, su compañeros, y todo aquel que necesite un poco de ayuda.
Gaz Regan vive en los Estados Unidos y puede ser encontrado detrás de las barra de vez en cuando en el Dead Rabbit. Para mantenerse en contacto con él sus redes sociales son:@gazregan y Gary Regan en Facebook.