Hemos actualizado nuestro Aviso de privacidad y cookies para mantenerte informado sobre cómo podremos procesar tus datos personales. Infórmate aquí o contáctanos para obtener más información.

« volver a BIENESTAR - ARTÍCULOS

La importancia de cuidar tu salud mental

Desde pasar tardes interminables a trabajar hasta altas horas de la noche, por no mencionar el turbulento 2020, es cierto que la industria de la hospitalidad está sometida a mucha presión. Lauren Paylor, fundadora de Focus on Health, nos comparte algunos consejos sobre cómo cuidar nuestra salud mental como profesionales de la hospitalidad.


Lauren Paylor

EL BIENESTAR TRAE EQUILIBRIO

En primer lugar, bienestar significa hacer sacrificios para asegurar que la prioridad soy yo y mis necesidades. Obviamente, esto varía según el día o la situación en cuestión que estemos atravesando, pero a veces se trata de decir “no” a ciertas oportunidades o personas, priorizando mi salud física al ocuparme de mi alimentación y rutinas de ejercicio, o establecer un horario concreto de oficina, si estoy trabajando de forma remota. El bienestar afecta todos los aspectos de nuestras vidas y, por igual, a todos los aspectos de nuestra salud.

Y para mantenerme bien, necesito estar en equilibrio. Cuando no creamos límites y establecemos expectativas para nosotros mismos, el equilibrio que es necesario para progresar en nuestra vida profesional y familiar, se pierde. Los límites nos brindan la habilidad de decidir lo que es aceptable e inaceptable, y las expectativas que nos permiten responsabilizarnos de nuestras prioridades.

Es más, nuestro ritmo de vida requiere que hagamos una pausa, observemos y nos demos cuenta de lo que nuestro cuerpo necesita de nosotros. Cuando prestamos atención a nuestro cuerpo y a los diferentes pilares de bienestar (mental, físico, social, ambiental y financiero), podemos priorizar mejor nuestras necesidades.

LOS BENEFICIOS DE UNA VIDA CONSCIENTE Y CON INTENCIÓN

Como alguien que trabaja desde casa y ha ajustado su trayectoria profesional, la atención plena juega un papel muy beneficioso para garantizar que pueda completar las tareas del día a día. Cuando me doy cuenta de los momentos que más estrés me generan, descubro que normalmente se debe a una falta de organización y no soy consciente de ello. ¿Recuerdas la última vez que estuviste estresado? ¿Qué factores influyeron en ese estrés? ¿Tenías todas las herramientas necesarias para resolverlo? Cualquiera que sea el caso, la próxima vez que tengas una tarea que realizar, debes determinar cómo puedes prepararte mejor en el futuro.


MINDFULNESS EN EL TRABAJO: GESTIÓN DE TAREAS

Mise-en-place es un término que todos conocemos muy bien. Significa poner todo en su lugar. Estamos familiarizados con este término en cuanto a garantizar que nuestros locales tengan todo lo que necesitan para tener éxito. En los casos en que no ocurre así, priorizamos y completamos las tareas para asegurarnos de cumplir nuestro objetivo común. En los momentos en los que no podemos completar las tareas porque no son una prioridad inmediata, pasamos las tareas a los compañeros de trabajo o las completamos más tarde en nuestro turno. Este mismo enfoque es el que debemos seguir para asegurarnos de tener éxito en nuestra vida.

La gestión de tareas y la atención plena van de la mano. Se ha demostrado que tener una rutina aumenta la productividad, reduce el estrés y nos ayuda a concentrarnos. Como gerente de un bar o restaurante, es esencial que estés realizando las tareas de manera oportuna y efectiva porque tu coordinación a menudo afecta a otras personas y aspectos del negocio. Apoyarte en una planificación, ingresar fechas límite en tu calendario y delegar tareas son tres cosas que ayudarán a tu bienestar y organización. A menudo, el problema se puede resolver examinando más a fondo la causa del problema. Vivir la vida de manera más consciente requiere considerar cómo nuestras acciones nos afectan y, por ende, afectan también a los demás.

Lauren Paylor apoyada sobre un árbol

LA CONEXIÓN ENTRE CONSUMO POSITIVO Y BIENESTAR

Cuando nos acercamos al mundo de la bebida con el mismo abordaje consciente que destaqué más arriba, no nos vemos sujetos a tomar decisiones basadas en emociones o estados mentales temporales. Beber responsablemente es un hábito simple que se basa en la filosofía y las prácticas del mindfulness e incluye prestar atención, sentir curiosidad por la experiencia, tratarse a uno mismo con amabilidad, tener un punto de vista más consciente de tus hábitos, ya sea dentro o fuera del bar, o en cómo sirves a los demás, puede ayudarte a entender dónde te encuentras y qué podría ser más adecuado para ti. Acercarse al consumo responsable es simple: haz una pausa antes de tomar la decisión de tomar una bebida y pregúntate cómo te beneficiará.

Trabajar en la industria de la alimentación y la bebida, donde lo artesanal está integrado en lo que servimos a nuestros clientes, nos brinda una gran oportunidad para discutir opciones de sin alcohol o con baja graduación, como un Spritz o una base como Seedlip, que se puede usar para reemplazar un cóctel estándar. Beber con responsabilidad nos da energía para hacer ejercicio, dormir mejor, mejorar la función del sistema inmunológico y una mayor conciencia de nosotros mismos. La integración del mindfulness con la bebida puede afectar a nuestro bienestar físico y, a su vez, afectar positivamente otros aspectos de nuestro bienestar general. Eso es lo hermoso de la integración positiva.


Grupo de amigos en un bar

LA HERRAMIENTA MÁS ÚTIL DE TODAS: LA COMUNICACIÓN

Nuestro último ejemplo nos hará reflexionar sobre los casos en el que los factores externos juegan un papel muy importante en la forma en que nos comunicamos y qué medidas podemos tomar para evitar que las emociones sean la fuerza impulsora de cómo elegimos reaccionar. Echemos un vistazo a 2020. Considera por un momento todas las dificultades a las que se ha enfrentado la gente: inseguridad financiera, pérdida de puestos de trabajo, muerte de un ser querido o familiar, miedo a la enfermedad… todo ello mientras se enfrentaban a lo que la vida cotidiana habitual nos ofrece. Seas la persona que se comunica o la que escucha, el reconocimiento de los factores externos y mantener la mente despejada al comunicarte con tus compañeros, clientes y gerentes, nos preparará para el éxito. Al final del día, somos todos humanos. Sin embargo, es importante recordar y darse cuenta de que no podemos controlar cómo actúan los demás, pero sí podemos influir en ellos y controlar cómo reaccionamos. Y realmente creo que esto es lo más importante que podemos sacar de esta conversación.

Chris Sergin afirma que: “la comunicación y el bienestar personal dependen de cómo los seres humanos crean, transmiten e interpretan mensajes entre dos o más personas y el bienestar o la calidad de vida de aquellos individuos que son parte de esa comunicación". Esta afirmación contempla la importancia de comprender que el bienestar está interconectado. Mantener una comunicación interpersonal de buena calidad es esencial para nuestra salud y bienestar en general. Las relaciones que no son saludables nos impiden pensar racionalmente y nos causan estrés o daño. Mantener estas relaciones influye en nuestras experiencias interpersonales y afecta también a nuestro bienestar general.

La importancia de comprender el razonamiento y el lenguaje dentro de la comunicación sirve para comprender que cuando trabajamos en bares y restaurantes, necesitamos tener la capacidad de escuchar y responder de forma efectiva. Sentirnos empoderados para hablar cuando se produce alguna injusticia, cuando se necesita aclarar cualquier cosa o, simplemente, cuando se necesita expresar una opinión, muestra la importancia de la seguridad psicológica y la comprensión del razonamiento / lenguaje. Y, además, tenemos que reconocer que la humildad es parte del crecimiento y la evolución de cada uno. No es necesario tener respuestas para todo, pero deberíamos ser capaces de poder comunicar adecuadamente nuestras necesidades. Tomamos la decisión de mantener y sostener nuestras relaciones interpersonales. La calidad de esas relaciones afecta a nuestro bienestar general y tenemos la capacidad y el poder de comunicar nuestras necesidades en esas relaciones si no están alineadas con lo que necesitamos para mantener nuestra salud y bienestar.


CINCO TIPS CLAVE