We have updated our Privacy and Cookie Notice to keep you informed where we may process your personal data. See more here or contact us for more information.

Hablar de Venezuela en el mundo de la coctelería es hablar de ron. Y Cacique y Pampero son actualmente dos de los nombres más reconocidos internacionalmente de este país latinoamericano. Para aprender más sobre estas marcas y sus principales características y curiosidades, conversamos con Luis Figueroa, el responsable del resultado final de estos rones que disfrutamos a través de la coctelería.


LUIS FIGUEROA, MAESTRO RONERO

“Siempre digo que los rones deben llevar apellido, y el nuestro es Venezuela”. Así define Luis Figueroa parte de su trabajo como Master Blender de Cacique y Pampero. Nadie mejor que él para comentar qué une y, a la vez, separa a estas dos grandes marcas venezolanas. Ingeniero químico, con una trayectoria de 29 años, reconoce que ha podido combinar sus metas profesionales con su gran pasión: hacer rones de altísima calidad. Llegó por casualidad al área de calidad encargada de ambas destilerías, donde comenzó a comprender y profundizar sobre los procesos de transformar las mieles de caña en alcoholes y en rones, conocer sus secretos sensoriales y desarrollar las habilidades para crear una amplia variedad de perfiles de rones. A partir de ahí, aprendió cómo mezclarlos, no sólo para preservar fórmulas antiguas recibidas en custodia, sino también para desarrollar nuevos productos. Esa trayectoria hizo que, en 2016 recibiera la certificación de Maestro Ronero de la Denominación de Origen Ron de Venezuela. Ahora confiesa con orgullo el privilegio que es trabajar y conocer a fondo los secretos de hacer dos de los rones más prestigiosos, no sólo de Venezuela, sino del mundo.

Cuando le preguntamos por las principales características que diferencian a una y otra marca, Luis prefiere empezar por las similitudes que las unen. “Son dos líquidos excepcionales, líderes en los mercados, que combinan los cuatro estadios del hacer ron de manera magistral. Sin embargo, cada casa tiene una ruta sensorial diversa marcada por los tipos de alcoholes usados en cada proceso, así como por los tipos de barrica y sus usos previos”. Y de ahí derivan las peculiaridades de sabor que hacen sobresalir a cada una de ellas.


CACIQUE

Cacique es una marca que, a lo largo de sus 60 años, ha evolucionado y demostrado que nada es estático, pero a la vez nos recuerda que lo esencial debe permanecer. Ya en 1961 nació rompiendo paradigmas, presentando una botella con un diseño único que se salía de la tradicional botella circular y, además, un líquido de color oro brillante muy distinto a los tradicionales rones oscuros.

Ese color particular y su perfil sensorial invitaban a la coctelería, a ser usado en mezclas. Y precisamente este concepto novedoso lo llevó a capitalizar un liderazgo que ha mantenido hasta la fecha. Cacique se distingue sensorialmente por notas suaves, melosas y fundamentalmente de frutos maduros, que combina con recordatorios de vainilla, caramelo y una suave, pero no pronunciada madera. Mezcla de alcoholes livianos y pesados con una marcada influencia de una barrica ex scotch, sus variedades son Cacique Añejo, Cacique 500, Cacique Leyenda, Cacique Antiguo.

Las oportunidades de consumo de Cacique son aquellas espontáneas que nos permiten conectar con las personas que más queremos. Es perfecto para disfrutar en una buena conversación, para cenar y realizar una parrilla acompañada de risas y buenas anécdotas.

Pampero

PAMPERO

Pampero es una marca inspirada en su fundador Alejandro Hernández, quien en 1938 creó el que se convertiría en el mejor ron venezolano y uno de los mejores del mundo. Sin saber hacer ron, se propuso producirlo, con la ambición de lograr una calidad singular. En todo ese proceso, en 1953 lanzó el primer ron añejo certificado en Venezuela, hecho que impulsó un cambio de ley que estableció el paradigma de una nueva calidad para el ron venezolano, y que es la calidad que se disfruta actualmente.

Pampero tiene como característica sensorial fundamental la madera y los frutos secos, que combina, entre sus diversas variantes, con tonos de uva pasa, cacao, chocolate, torta negra de navidad, entre otros. Alcoholes livianos fundamentalmente y barricas ex bourbon marcan un estilo singular en esta casa, dando lugar a sus variedades Pampero Oro, Pampero Selección, Pampero Aniversario (Primer ron premium de Venezuela).

Este ron es ideal para saborear y apreciar, ya sea a final de la semana o después de una larga jornada de trabajo. Estos momentos pueden disfrutarse solos o con un par de amigos cercanos, con una buena conversación.


SABORES ÚNICOS

La alta calidad y versatilidad de ambas marcas siempre ha sido reconocida en concursos internacionales y todo indica que tendrán un futuro prometedor, de crecimiento y expansión de mercados. “Sin lugar a duda, lo que más celebro es la preferencia que dan los clientes y consumidores a nuestros rones. Eso para mí resume el trabajo bien hecho de todo el equipo, desde la selección de cañas de azúcar, hasta el proceso de destilación, pasando por la selección de las barricas, hasta los tiempos precisos de maduración”.

El clima y la naturaleza son parte indispensable de esa altísima calidad. Cacique y Pampero son rones envejecidos en la excepcional geografía venezolana, con un microclima de selva tropical, de altas temperaturas y mucha humedad durante todo el año. De esta forma, los procesos de oxidación, reacciones químicas y extracciones dentro de cada barril se aceleran haciendo, por ejemplo, que un Cacique o un Pampero con una edad de añejamiento de 3 años sea equivalente a un buen whisky escocés de 12 años. Es decir, la calidad de estos rones no está tan asociada al tiempo de añejamiento, sino más bien a la calidad de las materias primas, la obtención de alcoholes muy limpios, el clima extraordinario y el arte del maestro ronero para lograr mezclas de gran armonía.

Una gran virtud de ambas casas es que sus personalidades siempre están presentes en cada cóctel. El ron es dulce porque proviene de la caña de azúcar, es cítrico o ácido por ser envejecido y es amargo por los componentes extraídos de la madera durante el largo periodo en bodega. “La armonía de estos rones lograda por su nivel de dulzor, amargor o acidez en combinación con los ingredientes de la coctelería, como el limón o la naranja, la cola o la tónica, entre muchos otros, son el éxito de nuestros perfect serve”.


RECETAS QUE NO DEBES PERDERTE

Cuba Libre al estilo venezolano

Servir todos los ingredientes. Mezclar con una cucharilla. Importante agregar los ingredientes en el orden señalado.


Cacique 500 con tónica y piel de naranja

Perfumar un vaso highball vacío exprimiéndole la piel de una naranja madura, preferiblemente de color anaranjado. Oler la copa. Si el olor impregnado en la copa le enamora seguir los pasos siguientes. Colocar el hielo, el ron y agregar aguaquina al gusto, Remover.


Ritual

Tener a mano una cuña de limón. Impregnar una cara del limón con café en polvo (café regular), impregnar la otra cara con azúcar blanca. Ambas caras deben quedar totalmente cubiertas. Servir el ron en un vaso shot. Llevar a boca el cuarto de limón, morder y exprimir su jugo. Dejar que la boca se sature del jugo y de los sólidos. Saborear, reconocer y disfrutar estos sabores. Luego tome un pequeño sorbo de ron y haga armonía en boca y paladar. Disfrute el momento, dese su tiempo.


Old Fashioned

En vaso on the rocks se mezcla y tritura una cucharada de azúcar y unas 6 gotas de amargo, se colocan tres cubos de hielo, dos onzas de ron y un toque de agua.