We have updated our Privacy and Cookie Notice to keep you informed where we may process your personal data. See more here or contact us for more information.

GANADOR MUNDIAL WORLD CLASS 2011

Manabu ha trabajado como bartender durante 15 años y actualmente está trabajando en un bar de 40 pisos de altura, en el Tower's Bar "Bellovisto", en el Hotel Cerulean Tower Tokyu, Japón, desde donde tiene vistas al horizonte del centro de Tokio desde Shibuya.

Manabu no es el bartender japonés reservado que podrías esperar. Es mucho más relajado y muestra la precisión por la que los bartenders japoneses se han hecho famosos, pero no tiene miedo de inyectar su propia personalidad en el trabajo. Si bien empezó su trayectoria en la parte del restaurante, recuerda que se quedó paralizado al ver a un bartender al otro lado de la sala, agitando un cóctel y llamando la atención de un grupo de clientes. En ese momento solo tenía 19 años y tuvo que esperar hasta los 20 para poder vender alcohol legalmente, pero nunca miró hacia atrás. También tiene una visión occidental de la mixología y dice que el vodka es su categoría favorita por su carácter suave y limpio. Los alcoholes japoneses, como el sake y el shochu, dice, todavía se beben tradicionalmente solos en lugar de mezclados en cócteles.

Desde que ganó el puesto de Bartender del año World Class 2011, Manabu Ohtake ha viajado por el mundo conociendo e inspirando a nuevos talentos, brindando seminarios de capacitación en bebidas finas y como bartender invitado en algunos de los bares más destacados del mundo. Ha aparecido en innumerables medios, incluidos TV, radio y revistas, y ha experimentado un nuevo nivel de celebridad dentro de la industria.