We have updated our Privacy and Cookie Notice to keep you informed where we may process your personal data. See more here or contact us for more information.

« back to Inspiración - Artículos

La historia jamás contada de los cócteles

¿Quién elaboró el primer cóctel de la historia? La verdad es que quizás nunca lo sepamos, pero en este artículo David Mayne, de Happy Hour History, se adentra en los orígenes de los cócteles y los clásicos que continúan dando forma a las bebidas y técnicas que usamos hoy.


ENTRANDO EN MATERIA

Como una vez dijo David Wondrich, "los cócteles eran para beber, no para hacer una crónica". Si bien es imposible poder rastrear los orígenes y a la persona detrás del primer cóctel, sí podemos encontrar pistas en determinados momentos históricos.

El término cocktail, por ejemplo, se registró por primera vez en un documento escrito en 1806. The Balance & Columbian Repository de Hudson, Nueva York, definió el cocktail como “un licor estimulante, compuesto de licores de cualquier tipo, azúcar, agua y amargos”. Esta mezcla se conoció más tarde como Old Fashioned.

Pero los orígenes de bebidas similares se remontan más atrás. Los ponches nacieron en el siglo XVII, por ejemplo. Los colonos americanos tomaban muchas mezclas cargadas de alcohol antes de esa fecha, incluidos Juleps, Flips, Sligs, Cobblers, Smashes y mi favorito, por concepto, el Cock Ale, que data del siglo XVII y se elaboraba con gallo hervido, cerveza, jerez y hierbas. Se decía que este brebaje era bueno para los humores y se especula que el nombre cóctel deriva de él.

LOS SUPERHÉROES DEL CÓCTEL

Es posible que hayas escuchado la frase "la historia la escriben los ganadores". Yo diría que la historia la escriben quienes tienen papel cerca y nuestra “Historia” tiende a estar sesgada hacia quien la escribió primero.

En 1862, Jerry Thomas, publicó "The bartenders guide: how to mix drinks or a Bon Vivant's companion". Había más bartenders que hacían cócteles, pero fue Jerry quien lo terminó escribiendo y así codificó la historia de la mezcla de bebidas hasta ese momento.

Más tarde, en 1869, se publicó el primer libro británico que incluía recetas de cócteles: el "Cooling cups & Dainty drinks", de William Terrington. Y de ahí, pasamos a 1930, cuando se publica el "The Savoy Cocktail book", de Harry Craddock.

Éste último se ha convertido, y con razón, en una especie de Biblia, porque gracias a que Harry hizo el trabajo duro de escribirla y promoverla, ahora todos lo aceptamos como tal. Pero hubo otros libros de cócteles que se escribieron antes incluso, como el del afroamericano Tom Bullock, en 1917. Tom era un bartender muy respetado en el St. Louis Country Club, donde servía a la élite blanca. Desafortunadamente para él, la prohibición y el racismo institucional se interpusieron en su camino, afectando directamente a su carrera, sin permitirle alcanzar notoriedad.

De hecho, nuestra historia escrita es muy eurocéntrica. Esto nos hace plantearnos si no nos estamos perdiendo algún diamante en bruto de Asia, África u otras partes del mundo. ¿Qué ocurrió con todas esas culturas que se basaban en tradiciones orales en lugar de registros escritos? ¿Qué nos perdimos en el camino?

Las primeras destilerías estadounidenses tenían como empleados a esclavos afroamericanos entre los que se encontraban algunos maestros destiladores. ¿Puede ser que alguno se llevara esos licores a sus humildes hogares y creara mezclas propias, algunas probablemente bastante buenas? Pero… no hay nada escrito.

La verdad es que hay cosas que nunca sabremos, pero afortunadamente en el mundo hay muchos libros no tan conocidos como los que mencionamos, para aquellos que estén interesados en libros vintage de cócteles a los que se puede acceder digitalmente a través de la plataforma Cocktail books.

LA EDAD DORADA

Gracias a una serie de intrépidos bartenders de finales del siglo XX que se inspiraron en el pasado, experimentamos un renacimiento de los cócteles que nos llevó a donde estamos ahora. Vivimos en una época dorada de la creatividad coctelera, con una sólida base histórica. Es posible cualquier tipo de nuevas y sabrosas bebidas. Sin embargo, todavía existe un fuerte deseo de mantener clásicos como el Old Fashioned, Mint Julip, Manhattan, Side Car o Moscow Mule.

La razón nos lleva de nuevo a los inicio del primer cóctel llamado Old Fashioned. Su origen es estadounidense y ha viajado a través del tiempo por todos los lugares de Estados Unidos, desarrollando personalidades únicas a lo largo de su evolución. Por ejemplo, llegando al Wisconsin con brandy, fruta y soda.

El Old Fashioned se ha convertido en referente de cóctel sólido y de un buen bartender. Internet es en parte el culpable, ya que ahora los clientes más sofisticado se han vuelto más exigentes con el resultado de su cóctel. Dentro de la simplicidad de los ingredientes del Old Fashioned, hay multitud de oportunidades para dejar fluir la creatividad. Los bartenders han sabido complementarlo perfectamente con bitters caseros, elegantes opciones de hielo, diferentes tipos de azúcares, presentaciones especiales e innumerables opciones derivadas de la diversidad existente de licores de alta calidad, desde whisky hasta bourbon, y más.

Otro de los motivos del éxito de todos estos clásicos es que la gente disfruta escuchando sus historias. Compartir esos cuentos aumenta su disfrute. No todos los cócteles clásicos se adaptan al paladar actual, pero a medida que nuestros gustos y conocimientos continúan evolucionando, también lo harán nuestras versiones de estos cócteles.

Entonces, ¿hacia dónde nos dirigimos? Digamos que hacia adelante y hacia atrás. La historia es importante, pero el sesgo cultural de la historia occidental nos ha separado de una gran cantidad de posibles cócteles, licores y tradiciones. Las historias olvidadas de mujeres o bartenders de color y sus cócteles aún están ahí, al igual que las ideas de otras culturas a las que no se había prestado atención antes. Entonces… ¡te desafío! Te desafío a mirar al pasado, inspirarte con los cócteles clásicos y luego confiar en tus propias ideas. Encuentra formas de darle un toque moderno o hacer algo completamente nuevo y sorprendente. Espero probarlos. ¡Salud!


TIPS CLAVE

  • La primera mención a los cócteles data de 1806, pero su historia se remonta años atrás.
  • La historia del cóctel está dictada en gran parte por registros escritos.
  • Los libros de cócteles menos conocidos son actualmente más accesibles y están disponibles en línea.
  • Los cócteles actuales se basan en los cimientos de los clásicos con un toque de modernidad.
  • Inspírate con los cócteles clásicos y encuentra nuevas formas de mejorarlos.

CONTENIDO RELACIONADO:

  • Cómo crear un cóctel de autor que sea el protagonista

    Cómo crear un cóctel de autor que sea el protagonista

    ¿Quieres crear un cóctel que se destaque entre la multitud, con sabores que sorprenderán a tus clientes? El galardonado bartender Ago Perrone, de Connaught, comparte cómo crear un cóctel exclusivo que garantizará que los clientes regresen.

  • Little black book of Highballs

    Little black book of Highballs

    Los Highballs están ganando popularidad entre los clientes y Johnnie Walker, en asociación con algunos de los mixólogos más influyentes, ha creado este práctico Little Black Book, lleno de exóticas recetas de Highball para incorporar en tu bar.

  • Recetas clásicas olvidadas

    Recetas clásicas olvidadas

    La lista de "cócteles clásicos" en la mayoría de los bares es bastante similar. Encontrarás los posibles candidatos: martinis, daiquiris, manhattans, y con razón. Pero, sabiendo que hay muchas más gemas ocultas en los libros de historia, encargamos al curioso y talentoso Sr. Simon Aukett del bar The Keefer que investigue y comparta sus hallazgos.

  • Un giro a los clásicos de la coctelería

    Un giro a los clásicos de la coctelería

    Los cócteles clásicos, populares, atemporales son la base de cualquier gran menú de coctelería. Entonces, ¿por qué no darles tu propio giro a los clásicos de siempre? Esto no sólo te permite ser creativo, sino que también ofrece a tu cliente algo nuevo y hace que tu bar se destaque.