Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad y Cookies para mantenerte informado sobre dónde podríamos usar tus datos personales. Ver más aquí o contáctanos para más información.

El pasado mes de abril empezó el primer proyecto piloto de mentoring en Madrid del programa Johnnie Walker Learning for Life en el que 10 empleados de Diageo han sido mentores de 10 estudiantes de la última edición del curso de hostelería.

Para acceder al programa, mentores y mentees debían mostrar ganas y motivación para cumplir con las sesiones que se establecían en el programa. Aunque en un principio el mentoring Johnnie Walker Learning for Life estaba previsto desarrollarse presencialmente, el estado de alarma llevó a que se desarrollase a través de videollamadas.

En estos momentos, algunos mentores han querido seguir su relación con el estudiante y es el caso de Marta de Luis, mentora del programa y Jennifer Chica, mentee. Ambas nos han querido contar su experiencia en esta entrevista.

¿Qué os movió a apuntaros al Mentoring Johnnie Walker Learning for Life?

Jennifer: Un mentor es una persona que te ayuda y te guía en la carrera profesional y como yo desconozco muchas cosas sobre el empleo en España quise una persona que me ayudase y me diera consejos.

Marta: El motor principal para ser mentor fue la posibilidad de aportar mi experiencia personal y profesional a otras personas. Me pareció una muy buena oportunidad poder dedicárselo a alguien que quisiera. Además, este programa te da la posibilidad de enriquecerte con otras personas y hacer que salgas de tu zona de confort.

¿Cómo está siendo vuestra experiencia?

Jennifer: Muy buena y positiva, me está ayudando mucho. Por ejemplo, yo la verdad es que no soy muy buena usando el ordenador. Marta me está ayudando a usar el Word y editar correctamente, además me ha enseñado cosas de Photoshop que ella usa en su día a día en el trabajo y me ha parecido genial.

Me está ayudando a mejorar el inglés, con tips y enlaces para que yo pueda seguir en mi día a día aprendiendo. Hemos mejorado mucho mi CV y me ha enseñado todos los portales de empleo donde puedo postularme.

Marta: Es la primera vez que en Diageo hacemos un mentoring dirigido a estudiantes de Johnnie Walker Learning for Life, por eso tanto Jennifer como yo empezamos el proyecto sin saber muy bien cómo iba a funcionar.

Desde nuestra primera reunión congeniamos un montón, nos entendimos muy bien la una con la otra y la experiencia está siendo súper positiva. Hemos avanzado con los objetivos que nos hemos ido marcando. Hicimos las sesiones previstas por el programa y hemos decidido continuar, yo creo que esto al final es lo más positivo

¿Cuáles son los mayores retos que os ha supuesto la mentoría?

Jennifer: Mi mayor reto ha sido superar la timidez, fue un reto soltarme con una persona desconocida y nueva.

Marta: El mayor reto sin duda es no pecar en decirle cómo haría yo las cosas. Por ejemplo, hay veces que te sale directamente opinar sobre un procedimiento, pero lo importante es que cada uno al final escoja el camino que quiere y que puedas ayudarle y guiarle en su elección. Pero es verdad que lo más difícil es a veces no decir “pues yo lo haría así”.

Sabemos que el contexto en el que se ha desarrollado el proyecto ha sido muy diferente para todos con la situación que hemos vivido a raíz del Covid ¿Cómo habéis tratado este tema?

Jennifer: Marta sobre todo me ha recomendado tener precaución, el uso de mascarilla, y tratar de evitar los contactos cercanos.

Marta: Todos hoy en día nos exponemos y tenemos un reto muy grande que es adaptarnos a la nueva normalidad. Yo creo que el reto grande que tiene Jennifer es la capacidad de adaptación a la nueva situación y, sobre todo, cumplir el objetivo que ella tiene a corto plazo que es encontrar un trabajo en la hostelería.

Jennifer lo ha hecho muy bien durante el programa, se ha encontrado en una situación en la que debía conciliar el programa formativo online con su vida personal y no ha sido fácil. Ella se ha adaptado de la mejor manera posible para acabar la parte teórica del programa desde casa y lo ha terminado y ha demostrado que siendo optimista y con esfuerzo se pueden conseguir las cosas.

Muchas veces no nos damos cuenta de los logros de cada uno. En las reuniones que hemos tenido, hemos podido ver con exactitud todo lo que ella ha ido consiguiendo poco a poco y lo bien que ha llevado esas complicaciones que le han ido surgiendo.

Johnnie Walker siempre ha sido una marca emblema de la superación y de evolución constante, ¿cómo crees que el propósito de la marca y de la compañía se ha reflejado en el programa y el proyecto de mentoring?

Jennifer: Se ha reflejado de manera positiva. Deberían más empresas hacer lo que hace Johnnie Walker, porque da oportunidades a personas como yo, sin experiencia y sin conocimientos, para poder aprender y adquirir todos los conocimientos posibles. Con el mentoring he podido completar la formación y tener una mejor preparación.

Marta: Es verdad que Johnnie Walker es una marca emblema de la superación y la evolución constante y al final el programa de Learning For Life para Jennifer también ha sido una evolución y superación en todo momento. Incluso ahora más con el Covid, que se ha tenido que adaptar a nuevas situaciones y hacer las clases online.

Al final ella ha demostrado que lo ha podido superar y que ha evolucionado. De hecho ella me decía muchas veces que no se creía dónde había llegado y las cosas que había aprendido hasta ahora. Entonces creo que el caminante de Johnnie Walker siempre ha estado presente en Jennifer, no en el programa sino en Jennifer.

¿Qué te ha aportado el mentoring a nivel personal y profesional?

Jennifer: A nivel personal, sobre todo coger la positividad de Marta, las ganas que tiene de hacer las cosas, para mí es un referente por las cosas que ha conseguido siendo tan joven.

A nivel profesional, las ganas de seguir aprendiendo siempre, de no darme por vencida por muy duro que sea el camino. Siempre ser positiva y querer siempre más, no conformarnos con lo que tenemos.

Marta: A nivel personal, me ha ayudado a tener la mente más abierta y ver los retos desde otros ojos. Al final hay muchas veces que nos enfocamos solamente en lo que nosotros creemos o consideramos desde nuestro punto de vista, con nuestra experiencia y conocimiento, pero hay otras casuísticas que se pueden ver y que no nos damos cuenta. Sin embargo, con Jennifer me he dado cuenta de que a lo mejor yo estaba destacando un detalle en un problema, pero ella estaba pensando en otro completamente diferente. Eso ha sido muy bonito también y me ha hecho tener la mente mucho más abierta, creo que esto me ayudará tanto en mis relaciones personales como profesionales.

En lo profesional, sobre todo me ha hecho valorar el tiempo y también decidirme a encontrar un mentor que me ayude a mí en mi desarrollo, que antes no me lo había planteado.